A fin de generar conciencia sobre la importancia de eliminar en forma correcta y segura los productos farmacéuticos vencidos o en desuso y contribuir al cuidado de la salud y el medioambiente, la cátedra de Farmacognosia, coordinada por las docentes Sara Amaní y María Inés Ribó continúan con la campaña de recolección domiciliaria con diferentes puntos de encuentro. El segundo encuentro fue esta semana, el jueves 4 de agosto, en Plaza Hipólito Yrigoyen. 

En este sentido, desde Medios UNT charlamos con Sara Amani, docente de la cátedra de Farmacognosia. "La propuesta fue bautizada Ecofarmaconciencia y consiste en la eliminación responsable de los medicamentos vencidos de origen domiciliario". 
Otra de las integrantes de la materia, la docente, María Inés Ribo aportó: "La idea se basa en una campaña para el público en general, a través de una trayecto interdisciplinar con docentes y alumnos de Biotecnología, Arquitectura y Educación Física. Vale mencionar que la actividad nació en 2017, con el respaldo de su mentora, la Profesora María Inés Tracanna y en la actualidad sumó a Fabricio Lorenzetti, Claudia Sulaimán y Adrián Diambra en la parte legal. 
 

Por otro lado, Ribó cómo avanza la actividad y las instancias que desarrolla. "En esta primera etapa, prevalece la recolección junto a los equipos de voluntarios; luego sigue la segregación y clasificación de los medicamentos según el principio activo, donde además abordamos un sistema de registro para declarar cada paso de nuestro trabajo. Mientras que, en la tercera parte inicia la eliminación adecuada. A veces se trabaja con hidrólisis o encapsulado, esta tarea la encaran los chicos de arquitectura y sirve para la creación de bancos, mesas, y sillas de cemento", puntualizó.

Finalmente, la responsable de esta tarea remarcó el objetivo principal de este proyecto. "Queremos visibilizar también el vacío legal que existe en la recolección domiciliaria. La importancia de esta campaña es el uso racional de medicamentos. Nosotros nos diferenciamos de los espacios públicos, como hospitales o centros de atención médica, porque ellos cuentan con su normativa. En este caso buscamos una reglamentación municipal. La concientización apunta a que la población conozca los daños reales que producen los medicamentos si son esparcidos en los ríos o espacios verdes. Existen muchos casos de animales con mutaciones y malformaciones y a través del tiempo esta problemática afectará a toda la comunidad".  


                                            Grilla de actividades y puntos de recolección en las próximas semanas.