Los días 13 y 14 de noviembre se realizaron las IV Jornadas Interuniversitarias de Prácticas Profesionales en Psicología (PPS): “Trascender la pantalla en PPS: rupturas, continuidades y desafíos”, impulsadas por la UAI (Universidad Abierta Interamericana, sede Buenos Aires).

De la misma participaron docentes y estudiantes de distintas universidades, tanto públicas como privadas del país, posibilitando el diálogo e intercambio de las experiencias de trabajo de cada unidad académica en este año tan particular, entre las que se destacó la Facultad de Psicología de nuestra Universidads. Practicantes de las PPS de esta Unidad Académica participaron en mesas de intercambio exponiendo sus experiencias, los obstáculos atravesados y las valiosas herramientas que fueron adquiriendo para llevar a cabo sus prácticas. 

La Psic. Natalia Frisz, docente de la cátedra de PPS, hizo alusión al trabajo llevado a cabo en este tiempo: “creo que no se puede ejercer esta profesión ni mucho menos transmitirla sin respeto, compromiso, afecto y humanidad, y ese sello depende de todos”, resaltando la importancia, sobre todo en este año tan particular, del acompañamiento y de los aprendizajes adquiridos a lo largo del año.

La Vicedecana de la Facultad y profesora titular de las PPS en Campos de Intervención e Investigación, Mg. Silvia López de Martín, dijo al respecto: “Este año, debido a las dificultades que se presentaron para pensar las prácticas profesionales -que justamente es un aprendizaje en territori-o, nos pareció oportuno realizar una jornada donde pudiéramos charlar sobre cómo afrontar las dificultades que presentaba la virtualidad, que era la única posibilidad, el único modo. de realizar las prácticas profesionales supervisadas''. ''Resultó un intercambio sumamente productivo y fructífero, ya que todos los que estamos abocados a la coordinación de PPS, pudimos intercambiar ideas y proyectos que nos abren posibilidades o alternativas que no habíamos pensado individualmente'', continuó.
Para finalizar, indicó: ''Sumamente satisfechos y gratificados, porque la devolución, tanto de profesionales y practicantes, fue excelente. Un dato muy importante es la creación formal, a partir de un acta que firmamos representantes de cada una de las universidades participantes, de la Red Nacional de Prácticas Profesionales Supervisadas''. 

Voces estudiantiles

Carolina Solano, estudiante que participó de las jornadas compartió sus sensaciones: ''En el contexto actual de pandemia, parecía algo muy poco probable que pudiéramos participar en este tipo de encuentros, ya que años anteriores fue realizado de forma presencial en otra provincia. Llevar a cabo nuestras prácticas profesionales ya había presentado sus vicisitudes desde comienzos de año, pero gracias a que los docentes pudieron adaptarse eficazmente a la virtualidad, pudimos insertarnos en los diferentes ámbitos de implicación propuestos. Esto fue favorecedor para cada uno de los practicantes, ya que nuestra práctica no se vio interrumpida''. ''Trabajar desde la virtualidad presentó sus desafíos: por un lado, adaptarse al uso de plataformas de comunicación nunca antes usadas, y por otro, conocerse sólo a través de una imagen en la pantalla. A pesar de todo esto, pudimos establecer lazos entre nosotros, creando algo más que solo un encuentro virtual'', continúo. 

Para finalizar, indicó: ''Con respecto al año que viene, si bien no tenemos certezas de lo que ocurrirá entorno al contexto, espero que los próximos practicantes puedan trabajar en lo presencial, pero articulado con lo virtual, ya que desde mi consideración creo que esto nos llevó a innovar, a aprender desde otro lugar, siendo este un espacio ganado y que se debe aprovechar''.

Otro de los testimonios de estudiantes es el de Juan Valdivia, quien nos compartió su experiencia: ''Haber sido parte de Jornadas Interuniversitarias, y hacerlo en el ámbito de la educación especial y la discapacidad, además de un gran honor, fue una gran movilización por dentro también, con decir que sentía los latidos de mi corazón como hace mucho no me pasaba; y pienso que es por todo lo que se pone en juego, más en este contexto, al seguir por el camino de la formación como futuros profesionales en el campo de la salud mental integral. En ese sentido, compartir nuestras experiencias con otros resulta siempre muy enriquecedor, y espero haber estado a la altura de que nuestra participación haya servido para movilizar algo en todos aquellos que nos prestaron, o prestarán, en caso de poder verla en un futuro, su escucha. De ser así, habrá sido, y será siempre un placer''.

Respecto a cómo fue el trabajo en contexto de pandemia, manifestó: ''Fue muy particular, porque tuvimos que hacer ese pasaje de estudiante a practicante, y también de practicante 'presencial' a 'practicante virtual' por llamarlo de alguna manera. El 'presencial', con esa idea formada desde de lo que otros compañeros nos contaban acerca de cómo eran las PPS, más nuestras propias expectativas, idea que se vio quebrada al saber que este año las prácticas tendrían una modalidad meramente virtual. Aquí se dio lugar a ese pasaje en el cual muchos de nosotros tuvimos que 'duelar' esa experiencia como practicante en la presencialidad, que creíamos que nos pertenecía, hacia lo vivencial del practicante en la virtualidad, que llevó a poner en juego aptitudes diferentes del lado de la creatividad, la innovación y la afectividad para las distintas actividades a realizar virtualmente''.

En cuanto al futuro de las PPS, y para finalizar expresó: ''En la modalidad que sea, las PPS no van a dejar de ser una experiencia muy enriquecedora. Personalmente jamás me imaginé estar inserto en el campo de la educación especial y la discapacidad, pero se presentó la oportunidad, y en este tiempo como que me empezó a picar el bichito, como se dice, sobre ese ámbito, quizá porque algo de la vocación, de nuestro deseo, se pone en juego ahí".