La obra indaga en un tema que ha sido prácticamente inexplorado hasta el momento: el desarrollo del psicoanálisis en Tucumán durante la última dictadura cívico-militar argentina.


A través del análisis de documentos de distintos tipos y de valiosos testimonios de profesionales de la psicología, la autora reconstruye la relación paradójica entre dictadura y psicoanálisis, tanto en el ámbito académico de formación universitaria como en la práctica profesional psicoanalítica en nuestra provincia desde mediados de la década de 1970 hasta la llegada de la democracia.