FACULTAD DE MEDICINA (UNT)
IMMCA (Instituto de Medicina Molecular y Celular Aplicadas)

COMUNICADO INSTITUCIONAL

La Facultad de Medicina de la UNT y el Instituto de Medicina Molecular y Celular Aplicadas -órgano de triple dependencia: UNT, CONICET y Gobierno de Tucumán-, se dirigen a los responsables de organizaciones, empresas, medios de comunicación y ciudadanos de la provincia para señalar:

La actual suba exponencial de casos de COVID19 -que parece no llegar aún a su culmen- coexiste con una marcada tensión en diferentes espacios de interacción ciudadana y con cierta dispersión de criterios y enfoques con los cuales se aborda esta ola epidémica; todo ello compele a los firmantes a expresar que,

Nuestra posición histórica en defensa de la vida, la salud y el bienestar de las personas y comunidades, se complejiza con la certeza de que esta fase de la crisis sanitaria conlleva hoy efectos sociales y económicos muy marcados, obligando a considerar esas variables en la selección de estrategias y métodos para su abordaje, 

Nuestras instituciones observan un marcado incremento del malestar en las comunidades, que se expresa como angustia colectiva y con aumento de las consultas en la esfera de la salud mental; cierta exaltación del ánimo con producción de conductas violentas, dirigidas sobre todo a trabajadores de la salud; un significativo incremento del N° de casos COVID19, coexistiendo con una severidad y letalidad claramente menores, cuya gravedad y muertes se vinculan en sus tres cuartas partes, con personas no vacunadas, dejando el porcentaje restante a grupos de riesgo epidémico; una mayor demanda de atención sanitaria con fuerte presión en los servicios de salud y abarrotamiento de los nodos de testeo, lo que genera riesgosas postergaciones en la atención de enfermedades no COVID19.

Ante ello:

Los firmantes coinciden en que, aun aumentando los casos la menor gravedad y letalidad de la enfermedad, traslucen que la epidemia sigue bajo control, aunque su impacto se traslada hoy al ámbito laboral y repercute fuertemente en la economía, indicando la pertinencia de tratar, a esta ola, con criterios diferentes a las anteriores, 

Por ello, instamos:

A los ciudadanos a cuidarse, conservar la calma y vacunarse, evitar agresiones al personal de salud, a no demandar testeos clínica y epidemiológicamente inútiles que conllevan a peligrosas aglomeraciones y generan presiones espurias en el sistema sanitario;

A los medios de comunicación: a continuar informando objetivamente sólo que, si sus informes empezaran no con el N° de casos del día, sino con el N° de óbitos y % de ocupación de camas de UTI, mostrarían indicadores que, en verdad, dan cuenta de la severidad o no del momento epidémico, y contribuirían así con la paz social;

A la autoridad sanitaria: a revisar -y eventualmente a acordar- con otras áreas de gobierno, instituciones académicas, centros de investigación, sociedades científicas, prestadores de servicios y aseguradoras de riesgos laborales, nuevos enfoques, criterios y protocolos, tanto para un mejor control epidémico como clínico, ya que se vive una situación biológica distinta y una ola diferente, cuyos efectos socioeconómicos son más marcados que los anteriores, en que primaba lo biológico.

Nuestras instituciones ponen a disposición, como contribución, resultados preliminares de un estudio que pondera los efectos de 3° dosis de vacunas en la producción de anticuerpos, lo que podría ayudar a redefinir esquemas de vacunación, mejorar la protección de la gente y morigerar el impacto en la economía.

Tucumán 07/01/2022.

Prof. Mateo Martínez - Decano Facultad de Medicina
Prof. Rossana Chehín - Directora IMMCA