En el patio del Rectorado, tuvo lugar el acto de distinción como Profesora Emérita de la Universidad Nacional de Tucumán de la Mg. María Clotilde Yapur.

Además de la distinguida, la mesa de honor estuvo integrada por el Rector, Ing. José Ramón García; la Decana de la Facultad de Filosofía y Letras, Dra. Mercedes Leal, y la Secretaria Académica, Dra. Carolina Abdala, quien hizo una semblanza de la trayectoria de Yapur.

En diálogo con la prensa, la flamante Profesora Emérita agradeció a la Universidad Nacional de Tucumán el reconocimiento y dejó un mensaje a sus pares y alumnos. "Me gustaría que la gente disfrute y ame la universidad como la amo yo. Tenemos cosas muy básicas e importantes por hacer: formar profesionales y licenciados, investigar, producir conocimiento y difundirlos. Esos tres principios que son de la Reforma del '18 hay que actualizarlos conforme a los tiempos de esta época, pero creo que tienen una vigencia total.", aseveró.

A su vez, el Rector agregó: "la conozco como docente de la Universidad; siempre ha sido una persona que estuvo al servicio de las unidades académicas, para resolvernos todo lo que nos pasaba en la vida universitaria en función de la relación docente/alumno, en función de su experiencia y de lo que podía recomendar".

La Dra. Abdala ponderó la trayectoria de Yapur: "para la Facultad y la Universidad significa crecimiento y mucho trabajo; significa un compromiso de vida entregada a la Universidad y a la formación de las personas. Para nosotros, en Filosofía y Letras, ha sido un aporte invalorable porque ella casi diría que ha construido el campo de la formación docente en la UNT".

Sobre la homenajeada

La Profesora María Clotilde Yapur es egresada de la Universidad Nacional de Tucumán. Fue cesanteada como docente a partir de abril de 1976, por la dictadura militar (1976-1983).

Exiliada en Venezuela tuvo la oportunidad de participar del desarrollo de la pionera universidad a distancia de América Latina: la Universidad Abierta de Venezuela, donde fue coautora de cinco libros sobre autoaprendizaje. A su regreso, en Argentina, tuvo diversas funciones donde contribuyó a la reconstrucción de la democracia y al desarrollo de la pedagogía universitaria. Fue Subsecretaria de Educación en la Provincia de Tucumán, consultora en la UNESCO, Secretaria Académica y Secretaria de Posgrado en la UNT.

Su actividad docente tuvo resonancia en otras instituciones como la Universidad Tecnológica Nacional, la Universidad Nacional de San Luis, la Universidad Nacional de San Juan y otras donde enseñó cursos de pedagogía universitaria y realizó funciones de evaluación institucional. Fue convocada reiteradamente por organismos nacionales y universidades del país y de América Latina en virtud de sus conocimientos sobre pedagogía universitaria, teoría curricular y didáctica. Fue codirectora del Doctorado en Humanidades de la Facultad de Humanidades de la UNT.