(Material informativo producido por el Área Comunicación de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo-FAU)

El Decano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU) de la Universidad Nacional de Tucumán, Doctor Arquitecto Juan Ramazzotti dictará el curso “El Pensamiento Disciplinar”, que forma parte del ciclo básico del Doctorado de Arquitectura. Recordamos que el doctorado está compuesto por 5 cursos obligatorios para los inscriptos al mismo.

Ramazzotti contó que “particularmente, este curso plantea, desde la Arquitectura, el proyecto y la representación arquitectónica para dar cuenta de lo que llamamos el pensamiento disciplinar. Pretende lograr un encuadre para las personas que tienen que plantear su tesis, un encuadre disciplinar, porque muchas veces hay dispersiones disciplinares que llevan a estudiar problemáticas que no están estrictamente vinculadas a la arquitectura y al urbanismo y, por lo tanto, se salen de lo que es reglamentariamente obligatorio que se constituyan en tesis doctorales, en aportes originales a la disciplina”.

Luego, explicó que el curso está organizado en unidades temáticas que parten de aspectos generales vinculados al pensamiento disciplinar.

“El Pensamiento Disciplinar” desarrolla 9 módulos distintos a lo largo del cursado:
• La evolución histórica del pensamiento disciplinar
• La naturaleza dialéctica del pensamiento disciplinar
• La rémora ideológica qué caracteriza al pensamiento disciplinar
• Su capacidad crítica
• Esencia dimensional
• Matriz tipológica que lo distingue
• Lógica contemporánea del pensamiento disciplinar
• La expresión regional
• La necesidad de una proyección social

Metodología de Cursado y Trabajo Final

En cuanto a la metodología de la cursada, el Decano de la FAU explicó que “tiene que ver con clases y talleres, donde se involucran algunas actividades prácticas y, sobre todo, el debate para finalmente sacar conclusiones. La idea es que, partiendo de elaboraciones de procesos históricos, referidos a la arquitectura y al urbanismo, podamos desarrollar teorías propias, locales, regionales y como consecuencia de eso, un pensamiento crítico. La crítica la consideramos como un elemento o una herramienta de la disciplina y particularmente del proyecto arquitectónico”.

Además, explicó: “los estudiantes tendrán que trabajar posteriormente en la confección de una monografía, que encuadre su tema de tesis y explicar en qué consistiría el aporte disciplinar que harían desde el campo particular que se proponen investigar”.