La Reserva Experimental Horco Molle (REHM), dependiente de la Secretaría de Bienestar Universitario de la UNT, difundió un protocolo de asistencia ante la reciente aparición de cóndores intoxicados en Tafí del Valle.

Precisamente, la REHM lleva a cabo acciones de manera articulada con diferentes actores como la Dirección de Flora, Fauna Silvestre y Suelos (DFFSyS) -perteneciente a la Secretaría de Estado de Desarrollo Productivo-, la Comunidad Indígena de Tafí del Valle, Bomberos, Defensa Civil, Policía, el Proyecto de Conservación del Cóndor Andino, productores y vecinos de la zona, entre otros.

Asimismo, en cumplimiento con la cuarentena obligatoria decretada por el Gobierno Nacional, en caso de obtener información o realizar el avistamiento de algún ejemplar en estado de vulnerabilidad, no salir de sus casas y comunicarse con la Dirección Provincial de Defensa Civil (103-línea gratuita), quienes recurrirán a los actores indicados para identificar la fuente de contaminación de los cóndores y las medidas que se tomarán al respecto.

Se recuerda, además, que la colocación de cebos envenenados es una práctica que representa un peligro para la salud pública, el medioambiente y los animales. El veneno, al no ser selectivo, provoca afecciones a todas las especies, incluidas las protegidas, animales domésticos y seres humanos, y contamina el suelo. 

Por otra parte, esta práctica está prohibida por ley y es considerada un delito.