En la recta final de este revolucionado 2020, los representantes estudiantiles de las Escuelas Experimentales de la Universidad Nacional de Tucumán reflexionaron sobre los desafíos superados durante el período de crisis sanitaria producto de la pandemia por coronavirus. Asimismo comentaron para Medios UNT, cuál fue su mayor aprendizaje y qué esperan para el próximo ciclo lectivo.

Mateo Molina, presidente del Centro de Estudiantes del Instituto Técnico confesó que su mayor anhelo es volver a pasar tiempo en los eventos educativos. A su vez destacó el trabajo realizado por los tutores, docentes y estudiantes para garantizar el acceso al sistema virtual y continuar el cursado. “Hicimos una colecta de computadoras para los chicos que no tenían, se sumaron podcast y seguimiento virtual entre tutores y pupilos para una rápida adaptación de las herramientas virtuales”.
Las dificultades fueron una monera corriente y sobre esto Molina mencionó: “La peor parte fue trabajar desde la desmotivación porque sabíamos que muchas actividades que caracterizan un ciclo normal no iban a suceder, esto fue una pérdida muy dolorosa en especial para los egresados".
                                       Mateo Molina, presidente del Centro de Estudiantes del Instituto Técnico.

Por otra parte, Pilar Sotomayor, integrante de la comisión estudiantil del Instituto Superior de Música nos contó su experiencia. “Partimos de una línea de trabajo conjunto entre docentes, estudiantes y tutores. Se crearon perfiles en las redes, incluso sumamos líneas de Whatsapp para algunas materias. Esto último debido a que el mayor desafío estuvo con los compañeros del interior, quienes no cuentan con un eficaz acceso a internet”.
Antes de finalizar, la estudiante de 3° año destacó la predisposición de la UNT en cada etapa de este proceso, especialmente para concretar uno de sus mayores anhelos. “Gracias al apoyo logramos la creación de una sección de música de entre casa, donde los estudiantes de ambos niveles nos enviaron sus producciones generando una importante red de artistas universitarios”.
                              Pilar Sotomayor, integrante de la comisión estudiantil del Instituto Superior de Música.

Finalmente fue Mariano Hernández, presidente del Colegio Gymnasium quien reflexionó sobre la travesía de los últimos meses. “La incertidumbre del confinamiento llegó a paralizar varios de los proyectos planteados. Sin embargo, al pasar el tiempo pudimos acomodarnos en el contexto y adaptarnos al medio virtual y lanzamos varias propuestas como: torneos en línea, un acto conmemorativo por el día de la Memoria, la Verdad y la Justicia, e incluso llevamos adelante el homenaje a nuestro compañero Matías Albornoz Piccinetti, además pudimos concretar exitosamente una de nuestras actividades más importantes como lo es el Octubre Cultural en una edición virtual.
Desde el principio y hasta la actualidad albergamos la esperanza de regresar lo antes posible a las aulas. Las tradiciones en el Colegio son uno de los puntos que más nos ocasiona nostalgia. Fue un proceso difícil, pero gracias a la adecuación y capacidad de resiliencia creo que todos aportamos nuestro granito de arena. y tal como lo hicimos estos meses, vamos a seguir poniendo manos a la obra; ese el compromiso de nuestra generación”. 
                                             Mariano Hernández, presidente del Colegio Gymnasium.