Por Daniela Orlandi

Investigaciones internacionales arrojaron importantes resultados sobre la presencia del virus SARS-CoV-2 tanto en las partículas atmosféricas como en aguas residuales. Se observaron correlaciones entre el número de casos de Covid-19 en diferentes ciudades y la concentración del virus en las muestras ambientales obtenidas. Basados en esos estudios, investigadores de la UNT y del CONICET presentaron un proyecto para realizar estudios similares en Tucumán, urgidos por la alta densidad poblacional, la proximidad del invierno y el impacto de las actividades industriales más importantes en esta provincia, como la citrícola y la azucarera.

Virginia Albarracín, que es doctora en Ciencias Biológicas y directora científica del Centro Integral de Microscopía Electrónica (Universidad Nacional de Tucumán - Conicet) presentó la iniciativa en la convocatoria del “Programa de Articulación y Fortalecimiento Federal de las Capacidades en Ciencia y Tecnología COVID-19” y consiguió financiamiento por un millón de pesos para desarrollar el proyecto. El trabajo se realizará en cooperación con profesionales de diferentes institutos de investigación, en los laboratorios de la universidad y del Conicet.

El proyecto busca determinar la ocurrencia y diversidad del virus SARS-CoV-2 en el medio ambiente urbano de Tucumán, tanto en aguas residuales como en partículas del aire. Entre las metas del trabajo está correlacionar el número y distribución de infectados en la provincia y confeccionar un mapa georreferenciado de distribución ambiental del virus, que podría ayudar a implementar políticas públicas de gestión ambiental y sanitaria para COVID-19 a nivel provincial y municipal. También tiene como idea diseñar una plataforma web o aplicación para celular georreferenciada sobre la ocurrencia viral, pero en tiempo real.

Albarracín contó que las muestras de aguas residuales serán tomadas en las plantas de tratamiento cloacal existentes en el Gran San Miguel de Tucumán: serán frascos estériles llenados con 250 ml de efluentes crudos y otros obtenidos en distintas etapas del procesamiento. Las muestras serán transportadas en forma refrigerada para ser procesadas el mismo día, bajo estrictas condiciones de bioseguridad.

La investigadora precisó que para las partículas atmosféricas se colocarán estaciones de muestreo en distintos puntos del Gran San Miguel de Tucumán: zona céntrica de las principales ciudades del aglomerado del Gran San Miguel de Tucumán; en la zona cercanas a ingenios y en la zona de las yungas taficeñas. Puntualizó que, como control positivo, se colocará una estación en un servicio de salud con atención de pacientes COVID-19. “Cada estación será muestreada una vez por semana y para la recolección se tomarán las mismas precauciones de bioseguridad que con las muestras de efluentes”, agregó.

Afirmó, también, que el proyecto busca conseguir herramientas efectivas de detección temprana de circulación comunitaria del virus que permitan implementar medidas adecuadas para mitigar la expansión de la pandemia en Tucumán.

Antecedentes del virus en efluentes cloacales
En un estudio llevado a cabo en hospitales de China, el virus se detectó en el 93% de los lavados bronqueo-alveolares y el 29% de las heces analizadas de 1.070 infectados por COVID-19. También se encontraron en superficies, de aeropuertos y aguas residuales genomas de otros coronavirus responsables de SARS. Diversos análisis indican que a medida que aumenta la circulación de un determinado virus en la población urbana, aumenta la probabilidad de encontrarlo en aguas residuales y particularmente en las plantas de tratamiento.

Aire y coronavirus
Las investigaciones sobre absorción, supervivencia y comportamiento del virus sobre la superficie de las partículas atmosféricas ayudan a comprender el papel de la contaminación área en la transmisión de COVID19. La correlación entre los niveles de contaminación del aire por y el número de casos de infectados por el nuevo virus se analizaron en un trabajo reciente en distintas provincias en Italia y encontraron una correlación entre el reporte de una gran cantidad de casos de coronavirus y una mayor concentración de partículas contaminantes en el aire.