Más de 30 jóvenes investigadores tucumanos viajarán al vecino país de Bolivia para exponer y defender sus trabajos de investigación en el marco de las XXIX Jornadas de Jóvenes Investigadores organizadas por la Asociación de Universidades del Grupo Montevideo (AUGM). El encuentro se desarrollará en la Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca (USFX), en Sucre, Bolivia, del 7 al 9 de septiembre. Los representantes de nuestra Casa de Altos Estudios son apoyados por las autoridades universitarias para realizar el viaje.

Medios UNT conversó con tres jóvenes que representarán a nuestra Universidad en el encuentro latinoamericano para conocer sus temas de investigación. 
Carlos Tomei, estudiante de la Licenciatura en Ciencias Biológicas, contó que su trabajo tiene que ver con el aprovechamiento del desecho de la quínoa, que es un cultivo de gran relevancia a nivel internacional con importantes propiedades nutricionales. Manifestó que el grupo de investigación que integra busca darle aplicación comercial a esos desechos denominados “mojuelo”, que son ricos en "saponinas". Las saponinas son compuestos con importantes propiedades como limpiadores naturales, similares al jabón.

El estudiante comentó que el mojuelo tiene proteínas y podría servir para elaborar biopesticida, y agregó que las saponinas pueden usarse para desarrollar jabón o detergente. Señaló que reutilizar las saponinas alivia al ecosistema puesto que, si se arrojan a los cursos de agua y al ser una especie de detergente, pueden afectar la vida marina y ahogar a los peces por la espuma que producen, pudiendo perjudicar sus branquias.

Daniela Wieder, becaria del CONICET y docente de la Facultad de Filosofía y Letras, comentó que su tema de estudio es la lucha del magisterio tucumano, principalmente del gremio de ATEP, que se dio durante la Revolución Argentina, una dictadura que tuvo lugar entre 1966 y 1973. “Esa Revolución afectó mucho a Tucumán, porque Juan Carlos Onganía -el primer interventor de esa dictadura- tomó como medida cerrar 11 ingenios azucareros, lo que generó una profunda crisis económica social. En ese contexto, veo cómo se organizaron y actuaron los maestros, porque fueron actores que estuvieron muy en contacto con el resto de los trabajadores y de los estudiantes de la época, que lucharon contra las políticas dictatoriales de ese momento”, puntualizó.

Wieber explicó que las huellas de esa crisis de los años '60 emergieron en momentos posteriores como la última dictadura, cuando el dirigente de ATEP, Isauro Arancibia, fue asesinado por la dictadura del '66. Y agregó que las huellas de la crisis socio económica, de ese momento, se sienten hasta la actualidad. “Revisar la historia es reconstruir la identidad de nuestra región, de nuestra provincia, construir memoria y seguir aportando a los procesos de verdad y justicia”, comentó.

Brian Bulan, estudiante de la Licenciatura en Ciencias Biológicas, señaló que estudia las "cochinillas" que son insectos que se caracterizan por poseer trompa chupadora, lo que le permite vivir exclusivamente de las plantas en las que se aloja. Su trabajo busca dar a conocer el impacto y las consecuencias que tienen esos insectos como plaga en los cultivos de la Provincia. Además, comenta sobre la importancia histórica que tiene una especie en particular de cochinillas, la grana o del carmín, especialmente en México y Perú, donde se produce un tinte rojo que se extrae del insecto y se lo utiliza para dar color a la cosmética y a los tejidos de alta calidad.

Bulan afirmó que junto a su grupo de investigación constituyeron una clave pictagórica, que es una especie de guía con fotos y con lenguaje accesible al público, con información sobre las cochinillas y sobre cómo diferenciar los grandes grupos a los que pertenecen. “Esta información puede ser útil para las municipalidades, para saber si el arbolado tiene algún tipo de cochinillas que la infecta o para pobladores y cultivadores rurales, que muchas veces desconocen cómo tratar las plantas infectadas por este insecto”, concluyó.