El joven investigador tucumano, Lucas Rodríguez, graduado en la Facultad de Educación Física analiza qué sucede con los alumnos en el tiempo libre en las escuelas. Su objetivo es comprobar si hay una transferencia del juego que se enseña en la clase al tiempo libre de los niños y niñas en las escuelas, es decir, al espacio denominado 'recreo'.

Rodríguez comentó que las observaciones se realizaron en dos escuelas primarias: una en el interior de Tucumán (en San Pablo) y la otra en la Capital provincial (en la Escuela Patricias Argentinas), en estudiantes de 6° grado. 

Manifestó que en las clases de Educación Física observaron que predominan los juegos predeportivos (relacionados al deporte), pero en espacios reducidos y con reglas simplificadas. Citó, como ejemplo, el juego de 'La Matanza' (previa del hándbol) y la 'Ensalada de Frutas' (con pases de un lado a otro de la red, similar al voley). "En el recreo no vimos que se replicaran los juegos de la clase, sino que aparecieron otros influenciados por las redes sociales (como Tik Tok) y por las plataformas de streaming como 'Los Juegos del Calamar'", precisó.

Lucas Rodríguez (izquierda) junto a otros dos jóvenes investigadores de la UNT

El joven investigador señaló que los recursos usados a modo de juego en la clase de Educación Física, deben ser útiles para la vida de los niños, para que luego puedan replicarlos en su tiempo libre, no solo en las escuelas sino también en sus casas. "Creemos que los espacios de las escuelas deberían tener más elementos que propicien al juego. Creemos que las actividades deben ser más novedosas y atractivas e incorporar juegos de moda, pero con reglas claras y bien aplicados, para que los chicos no se golpeen y se practiquen de modo ordenado y saludable”, puntualizó.

Rodríguez detalló que el juego es importante, porque en la primera infancia (0 a 5 años) y en la segunda (5 a 12 años) los chicos trabajan en la fantasía, absortos en su mundo, y el docente de Educación Física puede ayudarles a desarrollar su parte psicomotriz. “Ellos se divierten, pero al mismo tiempo hacen actividad física, socializan, comparten, crecen e incorporan pensamiento y lenguaje. El juego es tan rico que es importante que lo hagan de manera acompañada”, concluyó.

Más de 30 tucumanos en un encuentro internacional

Junto a Rodríguez, otros 31 estudiantes de la UNT expondrán sus trabajos en el marco de las XXIX Jornadas de Jóvenes Investigadores organizadas por la Asociación de Universidades del Grupo Montevideo (AUGM). Tendrán lugar en la Universidad de San Francisco Xavier de Chuquisaca (Bolivia) y se realizarán entre el miércoles 7 y el viernes 9 de septiembre.

Los jóvenes tucumanos, coordinados de la Dra. Silvia González, son acompañados por un equipo de seis docentes de la UNT, quienes intervendrán en temas de su especialidad como Docentes Evaluadores de las Jornadas. Los temas de investigación para esta jornada son los siguientes: A. Eje Interdisciplinario; B. Eje Ciencias Humanas; C. Eje Ciencias Exactas; D. Eje Ciencias de la Vida. Presentarán sus trabajos en forma de Exposiciones orales y Paneles (posters).