La Universidad Nacional de Tucumán es sede de las Jornadas Regionales del NOA para Evaluación de las Becas Estímulo a las Vocaciones Científicas (EVC- CIN), correspondiente a la convocatoria 2019. 

Las Becas EVC se otorgan desde el año 2011, en el marco del “Plan de Fortalecimiento de la Investigación Científica, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación en las Universidades Nacionales”, aprobado por Acuerdo Plenario del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) en el año 2009. 

"Se otorgan 1.500 becas, que se distribuyen de acuerdo a una fórmula en la que intervienen algunos indicadores como la cantidad de proyectos de investigación y la cantidad de docentes categorizados", explicó Patricia Napadensky, coordinadora general de la Secretaría de Ciencias, Arte e Innovación Tecnológica (SCAIT). 

Hasta este viernes 6, en la Facultad de Ciencias Exactas, el comité se encargará de evaluar 365 solicitudes, de las cuales 160 son de la UNT. 

Asimismo, de acuerdo a la normativa establecida, los evaluadores de la UNT sólo pueden participar del análisis de las solicitudes de las otras universidades. 

En esta reunión intervienen evaluadores de las universidades nacionales de Jujuy, Salta, Catamarca y Santiago del Estero. "En este sentido hemos detectado que un importante porcentaje de esos alumnos que se inician en la investigación, a partir de una beca estudiantil, definen su vocación y continúan luego con carreras de posgrado, becas del
CONICET y se doctoran, por ejemplo", observó. 

A su vez, Alejandra del Carmen Acevedo, de la Universidad Nacional de Catamarca, destacó: "esto es darles una oportunidad a los jóvenes para que ya se proyecten como futuros investigadores a nivel nacional. Se trata de un incentivo, justamente, para incorporarlos a futuras investigaciones y formar una base de investigadores. Para todo estudiante este es el inicio al mundo de las ciencias y de las investigaciones". 

Las comisiones evaluadoras están integradas por 20 pares evaluadores de distintas áreas disciplinarias.

Las becas tienen una duración de 12 meses y una dedicación de 12 horas semanales, en las que el estudiante deberá llevar a cabo el Plan de Trabajo de Investigación propuesto, bajo la orientación de un director.