Las autoridades de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) saludan a los docentes investigadores en su día. El 10 de abril se conmemora, en nuestro país, en homenaje al natalicio del médico, biólogo y fisiólogo Bernardo Houssay, fundador del CONICET.  En 1947, Houssay ganó el Premio Nobel de Medicina por sus descubrimientos sobre el papel que desempeñan las hormonas pituitarias en la regulación de la cantidad de azúcar en sangre. Fue el primer latinoamericano laureado en Ciencias.

Desde su creación en 1914, la UNT surge con una fuerte impronta de carácter moderno, atenta a la ciencia de la época y abierta al mundo. En los últimos años fue testigo y protagonista de un importante crecimiento científico académico. Actualmente, reúne a 1.800 docentes/investigadores y a 300 investigadores más, que no enseñan pero que se desempeñan en sus laboratorios.

La UNT administra 13 unidades ejecutoras y dos laboratorios altamente especializados: el Centro Integral de Servicios de Microscopía Electrónica y el Laboratorio de Investigaciones y Servicios Analíticos. Ambos centros y la mayoría de las unidades ejecutoras son de doble dependencia con el CONICET. 

Nuestra Universidad, además, administra un instituto de triple dependencia con el CONICET y el Ministerio de Salud de la Provincia de Tucumán: el Instituto de Medicina Molecular y Celular Aplicada y de cuatro dependencias: el Instituto de Datación y Arqueometría, junto a la Provincia de Jujuy, el CONICET y la Universidad Nacional de Jujuy.

Los científicos tucumanos se destacan en el país, y también en el mundo, por sus aportes en ramas como la biología molecular, la microbiología, la ingeniería, la biomedicina, la geología y la botánica. Los trabajos de sus investigadores se publican en destacas revistas científicas con revisión de pares como: Nature, Science, Chemico-Biological Interactions, Polyhedron y Journal of Applied Social Psychology, entre otras.