El Rector de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), Ing. José Ramón García, se reunió con la ministra de Salud Pública de Tucumán, Rossana Chahla, y miembros del Comité Operativo de Emergencia (COE), para dialogar sobre los protocolos a poner en vigencia para la toma de exámenes finales -por la pandemia-, entre los que se incluye el funcionamiento de laboratorios, centros e institutos de investigación y el procedimiento a seguir para el restablecimiento de las actividades presenciales generales en la UNT. 

Acompañaron al Ing. García, el vicerrector, Ing. Sergio Pagani, la Secretaria Académica, Dra. Carolina Abdala, y decanos de varias unidades académicas. En el encuentro con las autoridades de salud también participaron rectores y autoridades de las restantes universidades públicas y privadas que funcionan en Tucumán.

Presentamos el diálogo del Rector con Medios UNT:

¿Cómo avanzaron con el COE respecto de los protocolos a presentar por la UNT?
A través de los ministerios de Seguridad y Salud, las 4 universidades trabajamos en función de los protocolos que debemos desplegar con respecto a distintas actividades en nuestra Casa de Estudios. En la UNT ya tenemos un protocolo presentado en el COE, desde nos hicieron sugerencias de hacer cambios, por lo que hablamos con la ministra Chahla y sus funcionarios, sobre lo que es el Protocolo para los Exámenes Presenciales en nuestra Universidad. Una vez que esas disposiciones sean aprobadas, como toda normativa similar que elaboremos en la UNT y aprobada por el COE, tenemos que enviarlo a la Nación, quienes nos piden que procedamos de esa manera. No son pasos burocráticos; simplemente, se busca garantizar la seguridad sanitaria frente a la pandemia como la que estamos enfrentando.
Es decir, que en la UNT estamos avanzando con el protocolo de los Exámenes Presenciales. Además, vamos a hacer otro Protocolo para los Laboratorios e Institutos de doble dependencia, que ya tienen su aprobación desde otro ente nacional, así que es cuestión que nosotros lo hagamos nuestro y lo pongamos en marcha; es para los investigadores, porque apostamos a que ellos puedan retomar sus tareas.
Y el tercer protocolo que tenemos que hacer es para que, si en algún momento reiniciamos las Clases Presenciales, y ver cómo se retomaría esa labor educativa dentro de la provincia.
Todo, reitero, son disposiciones deben ser elaboradoras por el Comité que conformamos en el Gabinete Rectorado, y luego elevarlo al COE Tucumán, quien una vez que lo haya aprobado lo remitirá al Ministerio de Educación de la Nación para su aprobación, y ahí nosotros lo pondremos en práctica en cada una de las áreas que competan.

En su momento, desde el Rectorado se dictó una Resolución definiendo los “servicios esenciales” cuyo funcionamiento debe garantizarse. Esa normativa caduca en pocos días. ¿Se adoptará una decisión similar o habrá cambios?
Desde el 18 de marzo pasado, cuando dispusimos la paralización de las actividades académicas, de investigación y extensión, pasamos por distintas situaciones de conocimiento público por esta pandemia, y así, en su momento, definimos cuáles son esas actividades esenciales en nuestra Universidad. Ya elaboramos, en ese momento, protocolos de seguridad que debían aplicarse para que retomen esas actividades, y dejamos que las Unidades Académicas determinen,  a su vez, cuál eran sus áreas esenciales que volverían al trabajo, limitado, de emergencia. Hoy, estos protocolos que estamos trabajando están dirigidos a las actividades vinculadas con los docentes, nodocentes, estudiantes e investigadores y público en general, porque cabe recordar que en la UNT está restringida esta última actividad. Esto rige hasta el 31 de julio, cuando caduca nuestra última prórroga. Pero no vamos a aplicar grandes cambios en función de la evolución de la pandemia en Tucumán. Y esto responde a un pedido especial de la ministra de Salud de Tucumán, para que extrememos los resguardos para controlar lo que es la pandemia por COVID-19.