“Un día para quienes enseñamos. El nivel educativo tiene poca importancia, la tarea es la misma aunque cambian los objetivos y complejidades. Abrazos a todos los colegas ‘profes’ en este día particular”. Dra. Estela Noli, Decana de la Facultad de Artes. 



En ocasión de celebrarse hoy el Día del Docente Universitario, hacemos llegar a los y las colegas un afectuoso saludo. En el actual contexto de pandemia que nos toca vivir, esta fecha cobra un nuevo sentido. A la pasión y la responsabilidad que día a día ponen en la tarea educativa, se suma el compromiso y la dedicación asumidos para llevar adelante un ciclo lectivo extraordinario que ha requerido la adquisición de nuevas competencias transitando nuevas instancias de aprendizaje.
Reconocemos y valoramos el trabajo llevado a cabo en pos de la inclusión y permanencia de nuestros y nuestras estudiantes en la universidad pública. ¡Feliz Día!
Autoridades y Equipo de Gestión - Facultad de Filosofía y Letras



Hoy todos pasamos difíciles momentos. Nuestras emociones y sentimientos se ven afectados por la alteración de la salud o pérdidas, de familiares, compañeros, amigos. Hoy, el temor y la incertidumbre por lo que acontece, ensombrecen nuestra vida personal, familiar y laboral. Hoy parece todo gris, que no hay nada para festejar. Pero las ganas de enseñar, el deseo de continuar con nuestra noble tarea, la convicción que la vida nos ha regalado un digno puesto de lucha y más aún: que nuestra labor docente está enfocada en formar los profesionales de la salud que están ofrendando su salud y arriesgando sus vidas por la gente, debe hacernos pensar que el esfuerzo vale la pena; que, pese a no poder festejar, si debemos sentir la paz interior del esfuerzo hecho, de la tarea cumplida.
¡Por eso hoy más que nunca! ¡Feliz día colegas, feliz día para nuestra Comunidad de Educación Universitaria en Ciencias de la Salud!
Liliana Tefaha – Mateo Martínez


A los Profesores de la Facultad de Psicología:
En nuestras vidas las cosas suceden. Luego reflexionamos sobre ellas. Este año de manera inesperada, sin previo aviso, repentina y dramáticamente, nos llegó una pandemia. De pronto, nos encontramos dictando clases virtuales, escribiendo misivas a nuestros estudiantes, conociendo sus casas por dentro, obligados a reformular nuestro material didáctico, compelidos a amigarnos con la tecnología.
¡Quién lo hubiera imaginado en la despedida del 2019!
Hemos superado el primer cuatrimestre y transitamos el segundo con el nuevo desafío de enfrentar las evaluaciones. Seguramente sortearemos también esta etapa con solvencia, porque nuestros docentes fueron capaces de ponerle el hombro a los escollos, a esta nueva realidad. Gran parte del personal no docente colaboró para hacer posible el funcionamiento de nuestra Unidad Académica con la excelencia acostumbrada. Pero mi saludo de hoy, va dirigido a todos los profesores de la Facultad de Psicología que aportaron su esfuerzo, su saber, su disposición, su creatividad y su imaginación para no dejar al estudiantado afectado en su trayectoria académica. Lo que cada uno aportó permitió hacer más productivas y vitales a las plataformas virtuales; quiero decir, que de nada sirven los avances tecnológicos si no están acompañados por el espíritu creativo y la colaboración del docente.
Para todos Ustedes mi admiración y reconocimiento. Cito en esta ocasión una frase de Albert Camus: “Me di cuenta que en las profundidades del invierno había dentro de mí un verano invencible, y eso me hace feliz porque no importa lo duro que el mundo empuje en mi contra, dentro de mí hay algo mejor empujando de vuelta”. Mi deseo va en ese sentido, que todos podamos sentir ese calorcito interior en estos difíciles momentos.
Lic. Rosa Inés Castaldo