El martes pasado, 15 de septiembre de 2020, se celebró el Día del Museólogo/a, iniciativa que surgió, en un principio, desde las ciudades de La Plata y Buenos Aires, ya que eran las únicas que contaban con Institutos de Enseñanza Museológica desde principios del Siglo XX, remontándose hasta el año 1923.

Desde Medios UNT nos comunicamos con el Especialista Eduardo E. Ribotta, para conocer aspectos relacionados con el desarrollo de esa profesión. Ribotta es docente de la Carrera de Museología de la UNT, dictante en la Tecnicatura Universitaria en Documentación y Museología Arqueológica en la Facultad de Ciencias Naturales e Instituto Miguel Lillo (UNT) y de la Maestría en Museología (único postgrado de la Argentina en Museología) iniciativa entre esa Unidad Académica y la Facultad de Artes (UNT).  

Han festejado su día, con limitaciones por esta pandemia y aislamiento social.
Sí, como todos. Por eso, aprovecho la oportunidad para saludar a todos/as los/as colegas y desearles que puedan continuar elaborando y ejecutando proyectos en esta hermosa disciplina, acercándonos a la comunidad y transformando los museos en un gran útil social.

¿Cómo es enseñar Museología durante la pandemia?
Implica un gran desafío debido a que si bien la teoría es muy importante y se utilizan las diversas herramientas virtuales (Zoom, Jitsi, Meet) para dar clases o conferencias, la parte práctica, que implica recorrer los museos y sus diversas exposiciones, áreas de reserva, documentación, inventario, contacto con los diversos públicos, etc., no se puede realizar y representa una dificultad importante.

¿Qué significa tener una política en Museología tanto en Tucumán como en el país?
Existe una variada gama de museos y de dependencias de los mismos, por ejemplo, museos nacionales, provinciales, municipales, universitarios, privados, etc. Esto hace que sea difícil la unificación de criterios o de actividades y por ende la aplicación de una política particular hacia los mismos.
Tener una política en Museología sería propender a la formación y capacitación de los recursos humanos disponibles, y darle cabida a los ya formados sin necesidad de recurrir a asesores externos. En definitiva, valorar y jerarquizar a las personas locales. También implica destinar presupuesto a los museos, pero no solo a los edificios sino a las funciones básicas de los museos: difusión, educación, gestión y conservación del patrimonio.

¿Hay aspectos a desarrollar en este sentido?
Claro. No existe una ley nacional que regule a los museos. Sería de gran utilidad no sólo para los/as trabajadores de los mismos sino también hacia el cuidado del patrimonio que en ellos se conserva y que debe ser difundido, valorado y enseñado a toda la sociedad.

¿Qué puede hacer la UNT en su compromiso con Tucumán en el tema de museología?
En la actualidad forma recursos humanos especializados a través de la tecnicatura y la maestría, no solo de la provincia sino de todo el NOA, Córdoba e incluso provincias cuyanas. Podría revitalizar, financiar o considerar proyectos museológicos en los museos ya existentes y propender a la creación de otros museos que abarquen el amplio universo del conocimiento en el que se asienta la UNT.Y también asesorar a la provincia en los diversos temas relacionados con los museos.

Eduardo Ribotta disertando en un congreso de la especialidad.