Esta mañana el rector José García, acompañado por el secretario General de la UNT José Hugo Saab, el secretario de Gestión y Comunicación Institucional Arturo Sassi, el secretario de Bienestar Universitario Gustavo Vitulli y otros miembros del gabinete, recibieron al intendente de Tafí Viejo Javier Noguera. También estuvieron presentes decanos y profesionales de algunas facultades, como las de Ciencias Exactas y la de Arquitectura, y el equipo técnico de la municipalidad de esa ciudad.

En la oportunidad, Noguera presentó formalmente el anteproyecto de tren elevado metropolitano ante la comunidad universitaria. El arquitecto Pablo Della Torre dio las precisiones técnicas y los profesionales y el rector opinaron sobre la iniciativa. El planteo apunta a construir una red de trenes elevados que uniría siete ciudades del Gran San Miguel de Tucumán, a través de tres líneas (A, B y C), por un total de unos 57 kilómetros.

La línea A iría de norte a sur: (el tramo más corto) saldría de Tafí Viejo, pasaría por el Centro Cívico planificado por César Pelli, hasta el barrio 11 de marzo, en la Capital.
La línea B, uniría el oeste con el este: vincularía Yerba Buena, la capital, Banda del Río Salí, Alderetes y finalizaría en el aeropuerto Benjamín Matienzo.
El ramal C, en tanto, saldría del Manantial, iría por la avenida Roca hasta Brígido Terán y a la Estación Central de ómnibus, y desde allí hasta las Talitas.

Noguera señaló que “estas tres líneas tendrán 5 estaciones de trasferencia donde los usuarios de la red podrán hacer los trasbordos correspondientes. La idea es que, desde la distancia más lejana, por ejemplo, desde la estación de Solano Vera hasta la estación de Aeropuerto, se pueda transitar en 30 minutos”.

García señaló que el proyecto de tren elevado metropolitano tendría impacto laboral y que sería de enorme trascendencia para el Gran San Miguel de Tucumán. Manifestó que representa un cambio importante para el urbanismo de la zona, que ha tenido un crecimiento poblacional exponencial en los últimos años. Puntualizó que acordaron firmar un convenio específico con el municipio de Tafí Viejo (ya existe uno marco) para dar asesoramiento técnico.

Finalmente, Noguera manifestó que a partir de esta visita pretenden recibir “las observaciones pertinentes y la opinión crítica de las facultades, que nos ayuden a llevar la iniciativa adelante”. “Hay cuestiones de ingeniería, de infraestructura y de energía por analizar y, qué mejor que la Universidad nos dé una opinión calificada y transparente, que nos ayude a formalizar un estudio técnico completo”, precisó.