Este 13 de octubre de 2020, se cumplen 34 años de la creación de la La Reserva Experimental de Flora y Fauna de Horco Molle (REHM) y 4 años desde la apertura del Jardín Botánico los cuales se encuentran en cercanías de la localidad de Yerba Buena en la provincia de Tucumán. 

Ambos espacios fueron gestionados de forma conjunta por la Universidad Nacional de Tucumán y la Facultad de Ciencias Naturales e Instituto Miguel Lillo (FCNeIML). Se trata de una Reserva Natural de usos múltiples, donde su función principal es la educación ambiental, destinada a la solución de las problemáticas ambientales de la región y a la protección y rescate de las especies silvestres autóctonas. Debe su nombre: Horco Molle, un árbol de la familia de las mirtáceas endémicas en la región.  

Para conocer más detalles sobre las actividades que se llevan a cabo en un año atípico para la educación pública, el decano de la unidad académica, el Dr. Hugo Fernández, dialogó con Medios UNT y se refirió a las extraordinarias tareas de los equipos de la institución, cómo así también a las diversas contingencias que lograron sortear con éxito gracias al apoyo de la Universidad. 

“Actualmente existe un protocolo muy estricto para el ingreso, permanencia y cuidado de los animales que forman parte del medio natural. Tenemos la posibilidad de brindar talleres para las escuelas e instituciones diversas. Por supuesto que todas estas actividades tienen carácter de extensión y cuentan con la participación de docentes, alumnos y público en general. Hasta la actualidad desarrollamos contenido académico en diversas disciplinas relacionadas a la flora y fauna que se encuentra en el área protegida". 


Por otra parte, Fernández se refirió al Jardín Botánico y explicó que próximamente se instalará un nuevo sistema para recuperar el ingreso de la comunidad. Asimismo, destacó la relevancia del trabajo y compromiso de los docentes, investigadores, nodocentes y voluntarios quienes continuaron adelante con el desempeño de sus labores. "Cada aporte nos permite el autofinanciamiento para la mejora de las instalaciones, la alimentación y la compra de los medicamentos. Por el momento, cambiamos la modalidad para contener a los miembros. Además, logramos sortear gran parte de los desafíos con apoyo de la Universidad”. 
 
Finalmente, el doctor comentó cómo los equipos trabajaron la última semana para lograr un recorrido virtual por los jardines botánicos de la provincia. Del mismo modo, se manifestó orgulloso por formar parte de un proyecto que ya supera más de tres décadas junto a la comunidad. 

Por otra parte, el director de la REHM, Juan Pablo Juliá acompañó las salutaciones y mencionó: “Hoy es un día muy especial para nosotros. Desde su creación esta institución enfrentó gran dinamismo y demostró que evoluciona constantemente. Este año nos tocó un nuevo desafío, cerramos nuestras puertas en el mes de marzo. Un detalle que nos obligó a buscar recursos alternativos, que se sumaron al amplio apoyo recibido desde rectorado.

A su vez, el coordinador remarcó el compromiso que la Reserva mantiene con el medioambiente e invitó a la comunidad a formar parte de una cadena de cooperación. “Estamos abiertos en los canales de comunicación para recibir colaboraciones, principalmente alimentos balanceados para los animales: equinos, aves, cerdos, gatos, perros. Todo es muy útil para recuperarnos y llevar adelante los proyectos que se encuentran detenidos". 

                                      
                                                                              Especies autóctonas. 

                                   Los directivos trabajan en un protocolo para recuperar la actividad.