La Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UNT realizó hoy la jura virtual de títulos de egresados, egresadas y de posgrados. Del acto participaron 19 estudiantes, lo que se constituyó en la segunda jura de estas características debido a la pandemia de Covid 19 y al aislamiento que rige en nuestro país desde el 20 de marzo de este año.

A las 10 se habilitó la sala de Zoom y media hora más tarde se compartió el Himno Nacional Argentino que dio inicio al encuentro. Fue la Decana, Adela Seguí la responsable de las palabras para los futuros abogados y abogadas. Algunas de las reflexiones fueron estas:
- "Este es el momento más importante de la vida de nuestra institución y por eso lo organizamos con mucho cariño y dedicación, al tratarse de un paso trascendente en las vidas de los y las egresadas. Esta es la unidad académica más populosa de la UNT y quizás del país, salvo la UBA, y eso le da un rasgo muy especial, porque los esfuerzos de ustedes y nosotros han sido importantes".
- "Les pido que no se olviden que son graduados de la Universidad Pública y esto es un deber para toda la vida, porque recibieron educación gratuita y eso es un regalo para la vida. Cuando les pregunten qué son, ustedes dirán 'soy abogado/a', 'procurador/a', 'escribano/a' de la UNT y ese es un nombre que los prestigia. Porque, además, estamos a punto de acreditar a nuestras carreras con la máxima puntuación posible y vamos a estar al lado de otras universidades del país, como la UBA y Córdoba, que son históricas en Argentina".

Finalmente, la Decana les pidió que no se alejen de la Facultad. "Desde que llegamos con Marta Tejerizo, (la Vicedecana) surgió el Centro de Graduados, por ejemplo, en donde pueden seguir colaborando con la Facultad e incorporarse a actividades de capacitación, investigación y de apoyo a los graduados jóvenes. Les deseo a todas y todos mucho éxito en la vida profesional; celebren, pese a este momento de encierro y felicito a sus familias porque también es de ellas este gran logro".

Luego se procedió al juramento en grupos y de acuerdo a lo solicitado por cada uno de los nuevos egresados.  Antes de la finalización, la Decana pidió que se acerquen a las cámaras los familiares para que queden registrados en esta nueva modalidad de jura y debido a que sin el apoyo de los seres queridos llegar al objetivo les hubiera sido más difícil.
También estuvieron en el acto la Secretaria Académica, María Cristina Grunauer de Falú y la Subsecretaria Larisa Gabriela Moris.

Para cerrar, la Vicedecana dijo unas palabras: "Practiqué para no llorar y emocionarme tanto pero es imposible. Veo en ustedes a esos chicas y chicos que recién ingresaban y hoy me emociona verlos al final de este camino. Les agradezco también a los abuelos de algunos de ustedes, porque seguro les alcanzaron un taza de café cuando se quedaban estudiando por las noches".
Agradeció a todo el personal nodocente que hizo posible la concreción de la jura virtual. "Fue un gran esfuerzo colectivo y eso debe reconocerse", expresó.

"Fue muy fuerte, escuchar la tonada tucumana me hizo sentir cerca de casa"

Solana Rodríguez Marat es una de las egresadas que participó en esta última Jura Virtual de Títulos. Es la persona que físicamente más lejos estuvo de la Facultad. A 10.500 kilómetros porque desde hace un año vive en Dublín, Irlanda, con su esposo Alejandro Cáceres Prado.
Cuenta que, en 2018, rindió su última materia, inmediatamente se casó y se fueron a vivir a San Luis. Al poco tiempo se trasladaron a Irlanda por una tentadora propuesta de trabajo a Alejandro. A las semanas, Solana ya había conseguido trabajo también en Dublín.

Sin embargo ella añoraba cerrar eso que le había quedado pendiente y que era la jura. "Recibí la invitación de la Facultad pero no pude participar de la primera jura por cuestiones de trabajo; debía organizarme con tiempo para poder solicitar un día de descanso en la empresa, ya que trabajo en una aerolínea y mi trabajo es considerado esencial, mucho más en medio de la pandemia", contó.

"Esta vez no quise dejar pasar la oportunidad y Alejandro pudo estar a mi lado. A las 14:30 en Irlanda estábamos listos frente a la computadora. La verdad, fue muy emocionante porque pude ver a Marta Tejerizo, que fue mi profesora, a ex compañeros, escuché la tonada tucumana y eso me trasladó de algún modo a mi provincia. Fue muy fuerte, me hizo sentir cerca de mi casa", expresó.

Solana agradeció que se transmitiera en vivo por la página de Facebook de la Facultad la jura, porque así también los familiares pueden participar de ese momento inolvidable. "Mi mamá y mi abuela pudieron ver desde sus casas, y mi papá desde su trabajo. Apenas terminó me llamaron y lloramos juntos. Parece algo simple y sencillo, pero para mí fue de gran valor, muy importante".


                    EN DUBLÍN. Solana junto a su esposo Alejandro, donde viven y trabajan actualmente.