El Rector de la Universidad Nacional de Tucumán, Ing. José Ramón García visitó las instalaciones del Instituto de Investigación en Medicina Molecular y Celular Aplicada (IMMCA) donde se trabaja en el desarrollo de un 'kit diagnóstico' para la detección de anticuerpos neutralizantes de la enfermedad conocida como COVID-19. 

La institución, dependiente de la UNT, del CONICET y del Sistema Provincial de Salud (SIPROSA) trabaja, desde mayo, en el desarrollo local del kit que inició la primera prueba para su producción en el Laboratorio de Salud Pública de la Provincia.

García fue recibido por la directora del IMMCA, docente de la UNT e investigadora del CONICET, Dra. Rosana Chehin, quien destacó que la función primordial es realizar investigación que pueda ser aplicada a la clínica. En tal sentido, se refirió a la importancia del actual desarrollo al momento de proveer mejores terapias de sueros de pacientes recuperados, y para constatar los niveles de inmunidad que se desarrollen posterior a la vacunación que se realizará contra la COVID-19.

La técnica que desarrollaron los investigadores en el laboratorio se llama ELISA  - "Ensayo por Inmunoabsorción Ligado a Enzimas". Se trata de una producción in-house, porque no se realiza con fines comercializables, sino para ser usados por el Sistema de Salud.

"Los test comerciales más difundidos no dosan esta proteína, sino una interna del coronavirus; pero el hecho de poder tener este desarrollo en Tucumán, generarlo de forma conjunta con el Sistema, que tengan disponibilidad a demanda y un costo mucho menor que el comercial, representa una ventaja competitiva", enfatizó.

Las validaciones internas en el IMMCA se realizaron con más de 1.000 sueros, indicó Chehin, y, en ese sentido, sostuvo que los números arrojados por el test son estadísticamente muy positivos, respecto a su capacidad de discriminar y producir una cuantificación adecuada de los sueros convalecientes.

Por último, el jefe del Laboratorio de Salud Pública de la Provincia, bioquímico Dardo Esteban Costa, destacó: "esta detección del ELISA in-house para anticuerpos neutralizantes servirá, primero, para mejorar la calidad de los tratamientos con plasmas de pacientes recuperados y, segundo, para evaluar la capacidad de inmunización que tienen las vacunas que pronto llegarán a la provincia".