Investigadoras del Observatorio de Fenómenos Urbanos y Territoriales (OFUT) de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UNT analizan cómo mejorar las condiciones del hábitat, infraestructura, servicios y espacios públicos de Tucumán en contexto de pandemia. Las arquitectas Marta Casares (MC) y Natalia Czytajlo (NC) encabezan el grupo de estudio, cuyo trabajo fue reconocido por el Banco Nacional de Proyectos de Desarrollo Tecnológico y Social. El estudio es financiamiento por el Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación en el marco del programa de articulación y fortalecimiento federal de las capacidades en ciencia y tecnología COVID-19. A continuación la entrevista de Medios UNT con las profesionales.

Medios UNT - ¿Qué busca conocer el grupo de estudio y qué aspectos pudieron desarrollar hasta ahora?
M.C. - El contexto de la pandemia interpela la capacidad de respuesta de los gobiernos locales, en el diseño de políticas urbanas, principalmente en la gestión del riesgo y la vida cotidiana. En el OFUT trabajamos principalmente con una estructura de observatorio, ello implica generar información, proveer datos oportunos y de calidad que permitan la implementación de respuestas y el seguimiento de indicadores urbanos relevantes. También, instalar capacidades en la producción e integración de tecnologías de información, en este caso,  orientada a la gestión del riesgo y la atención a demandas críticas, con enfoque de género vinculadas al bienestar y la salud en el medio urbano..
Para este trabajo partimos de estudios previos sobre el área metropolitana y en particular para temas de vulnerabilidad socio territorial, suelo urbano, espacio público y sobre temas de violencias y cuidados. Transitamos aún la primera parte de la implementación de este proyecto.
Entre  algunos resultados podemos poner en relieve las primeras cartografías descriptivas /explicativas de vulnerabilidad ajustadas a la situación de COVID en plataforma geoespacial ArcGIS. Son socios estratégicos para nuestro trabajo el ERSEPT , el Ministerio de Desarrollo Productivo y la Secretaría de Estado de Mujeres, Género y Diversidad desde el Ministerio de Desarrollo Social, y utilizamos la Infraestructura de Datos Espaciales de Tucumán, en tanto nodo académico.

Medios UNT - ¿Qué datos revelaron o conocieron sobre el hábitat tucumano gracias a su trabajo?
N.C. - El trabajo realizado ha permitido corroborar condiciones de vulnerabilidad en contextos de COVID en el este tucumano (carencia material de vivienda, Privación Material de los Hogares, educación, relación hijos / mujer),
Por otra parte, la elaboración y seguimiento de mapas colaborativos y cartografía en diferentes ejes temáticos permite algunas aproximaciones sobre el Estado y las respuestas que se producen para enfrentar los problemas en cada localidad.
Respecto a la demanda potencial de cuidados, la territorialización de variables como los porcentajes de personas menores de 10 a 15 años y mayores de 65 años (a partir de proyecciones demográficas) se concentra especialmente en los municipios del este y en comunas de la periferia del aglomerado metropolitano.
Estamos analizando los recursos con los que cuenta el territorio en oferta de equipamientos y servicios de atención de cuidados (oferta de jardines materno infantiles privadas, oficinas de atención de problemáticas de violencia de género), pero también de transporte público, centros de atención sanitaria. Estos recursos se encuentran aún muy centralizados en el municipio de San Miguel de Tucumán.

Medios UNT - ¿Qué cosas seguirán estudiando en los próximos meses en torno a ese proyecto y qué esperan obtener o conocer como resultados?
M.C. - Nuestro  principal interés es contribuir en la construcción de la agenda urbana, en la implementación de políticas públicas que pongan el foco en las condiciones socio territoriales.
Además como espacio universitario, el componente de capacitación es un eje siempre presente en nuestras actividades, por ello apuntamos a fortalecer la capacidad de actores/as claves del territorio  realizando actividades de formación. Nuestros ejes son investigación, formación y trabajo interinstitucional.

Medios UNT - ¿Por qué es importante tener estos datos, para qué le sirve a la Universidad, al Gobierno y a la población?
N.C. - El COVID-19 ha impuesto la urgencia por repensar la organización de la vida colectiva desde una lógica de cuidados, desde la vida cotidiana y desde el espacio de la ciudad, con una perspectiva que se vincule a la gestión de la ciudad en un contexto de incertidumbre y de fenómenos asociados a otros temas macro como el cambio climático. Analizarlos implica poner en diálogo las amenazas del contexto y las oportunidades de política pública, en un escenario de recuperación del rol del estado.