La Universidad Nacional de Tucumán (UNT), a través del Rector, Ing. José Ramón García, y Vicerrector, Ing. Sergio José Pagani expresan, en nombre de toda la comunidad de nuestra Casa de Estudios, su más firme repudio ante el abuso sexual sufrido por la periodista Carolina Ponce de León, integrante de Radio Universidad, durante el trabajo que desarrollaba en Casa de Gobierno con motivo de la cobertura de las recientes elecciones del domingo 14 del corriente.
Por ello, se solidarizan con la comunicadora y ponen a su disposición los servicios profesionales de salud que la acompañen en este difícil proceso.

Además, las autoridades universitarias se dirigieron al Gobierno Provincial, en la persona del Vicegobernador a cargo del Poder Ejecutivo, pidiendo que se esclarezcan los hechos ocurridos, se identifiquen y sancionen al o los agresores y a los funcionarios encargados de la seguridad en el lugar, por ser el Estado el garante y responsable de la aplicación de las normas que deben velar por la seguridad pública de todas las trabajadoras.

Por otro lado, el Honorable Consejo Superior (HCS) de la UNT, al comienzo de su sesión extraordinaria y presencial del día de la fecha y por pedido del Sr. Rector, resolvió por unanimidad adherir a la presentación que hizo al Gobierno de Tucumán, solicitando su intervención para lograr el esclarecimiento de los hechos.

Nuestra Casa de Estudios ratifica su compromiso y adhesión al “Protocolo para la prevención y la intervención ante situaciones de discriminación y/o violencias de género en el ámbito universitario”, que tiene en marcha la UNT mediante la Resolución Nº 2.345/2019, del Honorable Consejo Superior, en coincidencia con las pautas sugeridas desde la Dirección Nacional de Desarrollo Universitario dependiente de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) de la Nación.

En este sentido, recuerda que se están llevando a cabo Jornadas de Capacitación sobre “Ley Micaela” -dirigidas al personal Docente, Nodocente, Directivos y Funcionarios de la UNT-, que establece la formación obligatoria en la temática de género y violencia contra las mujeres para todas las personas que se desempeñan en la función pública, en todos los niveles y jerarquías de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. 

Cabe destacar que nuestra Universidad es la primera Casa de Estudios del país en capacitar a su personal en dicha norma.