El Rector de la Universidad Nacional de Tucumán, José García, dispuso prorrogar las medidas de emergencia dispuestas con carácter preventivo, mediante resoluciones rectorales, hasta el día 11 de mayo, inclusive. La medida abarca la suspensión de actividades académicas, administrativas, de extensión e investigación, así como la suspensión de términos y trámites con carácter presencial.

La prórroga se estableció por medio de la Resolución N° 155/2020, considerando que, a la fecha, persiste la situación de emergencia sanitaria en Argentina suscitada a raíz de la pandemia de COVID-19. 

El Rectorado, en consonancia con las recomendaciones de las autoridades sanitarias del ámbito nacional y en resguardo de la salud e integridad psico-física de la comunidad universitaria, dispuso la adopción de medidas preventivas. Dichas medidas son el aislamiento y la suspensión de actividades a fin de evitar todo riesgo de propagación de la enfermedad.

A continuación el documento