A medida que se avanza con la flexibilización de la cuarentena en Tucumán (por la pandemia provoca por el COVID-19), algunos espacios recreativos trabajan en los protocolos para su reapertura al público. Tal es el caso del Jardín Botánico de Yerba Buena, ubicado en Horco Molle. 

El Intendente, Mariano Campero, el Decano de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), Hugo Fernández, y el director del Jardín Botánico, Pablo Quiroga, se reunieron para coordinar la puesta en valor e implementación de protocolos para la reapertura del emblemático espacio verde de la Ciudad Jardín. 

La nota completa puede leerse accediendo al siguiente link: