El investigador de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) y del CONICET, Carlos Horacio Gusils León, quien lidera un estudio sobre el uso del dióxido de cloro como desinfectante ambiental y de elementos de protección personal contra el coronavirus, desaconsejó hoy su uso en tratamientos humanos "hasta que no haya estudios científicos y autorización de la Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica)  que lo avalen".

La nota completa se puede leer accediendo el siguiente link: