Artistas tucumanos de diferentes generaciones se unieron en una producción grupal a la que denominaron "Martín Fierro Tucumane", basándose en interpretaciones de los famosos textos de José Hernández. En la "acción grupal performatica", participaron 134 personas.